Por una ley provincial de agricultura ecológica

IMG_20160329_174631

El pasado 29 de marzo se realizó un encuentro en el Centro Cultural Parque de España con motivo del cumplimiento de los 20 años de la aprobación de uso del primer transgénico en Argentina.

El evento fue organizado por Greenpeace, Paren de fumigarnos, la Cátedra de Salud Socioambiental (UNR), el Observatorio del Sur (UNR), el Taller ecologista Rosario, CEPRONAT, Almacén Ambulante y El Paraná no se toca.

Los principales objetivos del evento fueron la presentación de un petitorio al Gobierno de Santa Fe para que no trate la Ley Bertero, que busca regular sin éxito la contaminación de las aspersiones aéreas y terrestres. Por otro lado, se reclama la eliminación progresiva del uso de agrotóxicos y la sanción de una política de apoyo a la agricultura ecológica.

En esta dirección, los especialistas acompañaron la conferencia de prensa con datos científicos precisos y experiencias concretas que muestran la necesidad inminente de suplantar la producción agroindustrial por un modelo agroecológico.

Los 20 años trascurridos bajo un régimen de producción a base de transgénicos y agrotóxicos solo evidencian las promesas incumplidas de alimentar al mundo y combatir el cambio climático. Por el contrario, se hace cada vez más tangible el impacto ambiental, sanitario, alimentario y económico que estas medidas conllevan.

Dejar atrás el uso de las semillas transgénicas y el paquete agrotóxico vinculado a las políticas agrarias dominantes significaría vehiculizar un sistema sustentable y rentable, capaz de producir a gran escala sin la contaminación del suelo.

Los argumentos

Para dar comienzo a la conferencia, se proyectó el documental “Naturaleza Viva”.  El corto lleva el nombre del establecimiento santafesino ubicado en Guadalupe Norte, localidad cercana a Reconquista, que puede considerarse un verdadero modelo de agricultura ecológica extensiva realizable y sostenible en el tiempo.

 

Franco SIMG_20160329_175650eggeso, coordinador de la campaña de Agricultura y Alimentos de Greenpeace inició la charla alertando sobre la necesidad de una ley que ponga fin a la degradación del suelo, la pérdida de bosques nativos, la mala alimentación y el deterioro de la salud que comporta el uso de agrotóxicos.

Seggeso señaló además que la eliminación progresiva de este sistema es posible, como ocurre en la provincia de Misiones, cuyas políticas de protección a la producción agroecológica podrían replicarse en nuestra provincia.

María Victoria Dunda, miembro de la red de abogados de Pueblos Fumigados, explicó los alcances del proyecto de ley y la necesidad de un trabajo conjunto, por ejemplo, con los comedores escolares, hospitales y el sistema carcelario.

A continuación, subrayó la importancia de la educación agroecológica en los tres niveles educativos formales y no formales y de la participación del Estado, responsable de la gestión política y el manejo de los fondos necesarios. Finalmente, hizo referencia a la invitación realizada al INTA y otras instituciones capacitadas hacer las modificaciones pertinentes en las tecnologías orientadas a un modelo agroecológico de producción.

La cátedra de Salud Socioambiental de Rosario tuvo su participación a través de la comunicación de su director, Damián Verzeñassi, responsable académico de la práctica final de la carrera de medicina. Su intervención apuntó a reflexionar sobre las decisiones biopolíticas que garantizaron “la transformación de nuestros cuerpos en parte de los territorios del despojo, en parte de los territorios que deben ser transformados en territorios patológicos”. A partir de una investigación llevada adelante en 25 localidades de la región, puntualizó que entre un 20 y un 35% de los niños en edad escolar primaria tiene sobrepeso. Destacó que en los últimos 5 años hubo un alarmante incremento de casos de enfermedades onco-hematológicas y endócrinas con índices casi epidemiológicos.
En este sentido, argumentó que “no hablamos solo de salud sino de alimentos sanos. No podemos tener alimentos sanos si no se producen con modelos sanos de producción que no existen en modelos de producción en territorios enfermos a partir de la instalación de la química como parte de estrategias de dominación de los territorios y los pueblos”.

Eduardo Cerdá, Ingeniero Agrónomo de Universidad Nacional de la Plata, refirió a cuestiones técnicas y agronómicas basadas en sus 25 años de experiencia como asesor de campos que producen en forma agroecológica. Cerdá desmitificó la idea de que no se puede producir sin el uso de agroquímicos. Por el contrario, la presencia de agrotóxicos como parte de la planificación y no como último recurso, provocó la contaminación generalizada del ambiente y de los alimentos que consumimos diariamente.

En los últimos años, la concentración de uno o dos cultivos volvió imposible la supervivencia de la fauna benéfica. Se perdió la biodiversidad que normalmente se encargaba del control natural de las plagas y este es el motivo principal del aumento de las dosis de agrotóxicos en la producción.

Para Cerdá, no es posible defender dos modelos de agricultura. Es esencial avanzar hacia la agroecología, no solo por el impacto ecológico sino porque es posible obtener buenos rendimientos y con menores costos para los productores.

IMG_20160329_174735El encuentro resultó fundamental para difundir un informe del estado de la situación y pedir al gobierno de Santa Fe la implementación de medidas concretas.  Significó, además, una muestra más de que los cambios en la producción y el consumo son posibles si aunamos esfuerzos desde diferentes disciplinas y perspectivas.

BioMercado Rosario

El proceso de producción de alimentos en la actualidad está orientado a la masividad. Esto significa que la comida procesada ha perdido completamente su organicidad y calidad de sabor y nutrición. Muchos de los productos que podemos comprar en el supermercado son modificados genéticamente o afectados por los procesos de fumigación química que están destinados a acelerar los procesos de fabricación.

Esta problemática, que comienza desde el tratamiento de la materia prima, se profundiza durante la elaboración de los alimentos, los cuales son alterados con el agregado de conservantes, colorantes y aditivos que generan a largo plazo graves problemas en la salud.biomercado (9) (Small)

Es por ello que cada vez más personas optan por producir y procurarse alimentos libres de aditamentos químicos, es decir, aquellos que conocemos como agroecológicos y orgánicos, para las comidas de todos los días.

En los últimos años podemos notar el incremento de emprendimientos que apuestan a buscar alternativas a la producción y comercialización industrial y, a la vez, un público de consumidores cada vez más exigente y formado en materia de nutrición.
Rosario viene marcando tendencia en la emergencia de emprendimientos concentrados en diferentes ferias que apuestan a un comercio más justo y sustentable. El último fin de semana, BioMercado ofreció diferentes stands con variadas actividades: una huerta urbana, productos orgánicos y agroecológicos, reciclado de materiales, cosmética natural y charlas relacionadas con el cuidado del medio ambiente y la elaboración de productos.

Organizado por la Municipalidad de Rosario desde la Secretaría de Economía social, BioMercado alzó su carpa por primera vez este año en el terreno lindero a los Silos Davis (Av. Estanislao López y Bv. Oroño) para dar lugar a un auténtico intercambio de productores y consumidores.  Por la elevada concurrencia, se planea la organización del evento para el próximo fin de semana largo.

biomercado (1) (Small)
biomercado (2) (Small)
biomercado (3) (Small)
biomercado (4) (Small)
biomercado (5) (Small)
biomercado (6) (Small)
biomercado (7) (Small)
biomercado (8) (Small)
biomercado (10) (Small)
biomercado (11) (Small)
biomercado (12) (Small)
previous arrow
next arrow
biomercado (1) (Small)
biomercado (2) (Small)
biomercado (3) (Small)
biomercado (4) (Small)
biomercado (5) (Small)
biomercado (6) (Small)
biomercado (7) (Small)
biomercado (8) (Small)
biomercado (10) (Small)
biomercado (11) (Small)
biomercado (12) (Small)
previous arrow
next arrow

Funes orgánica

El sábado 12 de marzo estuvimos visitando la feria de alimentos y productos naturales “Funes orgánica”, en la Casa del Visitante Funes Norte, ubicada en Santa Fe 1753.

DSCN6360Como el mismo nombre lo sugiere, a primera vista la feria parece congregar diferentes productores orgánicos de Funes y alrededores, aunque el cartel que nos esperaba en la puerta aclaraba aún más los principios que sustentan la reunión: “Feria de alimentos y productos que nos hagan bien. Visualizar los residuos como valor. Necesariamente lograr organicidad. Empoderar personas, instituciones y región. Saber integrar propuestas afines a la feria. Feriar lo que nuestra tierra puede producir”.

Con estas consignas atractivas nos acercamos a dialogar con algunos de los encargados de los stands, que con mucha amabilidad nos contaron sobre sus productos y los propósitos que subyacen a la producción orgánica. Mario Parodi, uno de los organizadores, cuenta que la feria nació de un taller de Huella Ecológica cuyos objetivos centrales son “mostrar lo que produce la región, lo que debería producir e incluir a los residuos dentro de ese mundo comercial que es una feria. Ser orgánicos en el sentido que tiene la palabra originalmente: que cada stand entienda que tiene vida propia pero a la vez darle vida al otro de forma sana”. Por otro lado, agregaba la importancia de una visión regional y la necesidad de promover modificaciones en el consumo a partir de la feria como evento vivencial, de modo que el feriante pueda mostrar que su producto es un trabajo de amor y de relación con la tierra.

La feria se realiza mensualmente desde el mes de noviembre. La próxima estará vinculada a la Fiesta de la Bicicleta DSCN6361organizada por otra ONG del mismo grupo. También tienen planeado llevar adelante acciones colectivas de responsabilidad social en las que intervengan tanto el gobierno municipal como empresas privadas que puedan revisar el modo en que gestionan la recolección de residuos.

En la galería de fotos pueden observar algunos de los puestos que participaron el sábado:
La Deseada cooltivos, Rica Mandarina, La Abundancia (cooperativa agropecuaria), Paskana Khuyana, Sana Sana, Flores al sol, Dulces del Jardín de Funes, Yvyra y Quererte verde comida vegana.

Funes orgánica los espera el próximo domingo 20 de marzo en Al Volo Fisherton.

Schweitzer 9020 (y Malabia) de 9 a 15.

DSCN6319
DSCN6321
DSCN6324
DSCN6327
DSCN6328
DSCN6334
DSCN6335
DSCN6337
DSCN6338
DSCN6339
DSCN6343
DSCN6344
DSCN6345
DSCN6347
DSCN6352
DSCN6354
DSCN6355
DSCN6356
DSCN6357
DSCN6360
DSCN6361
DSCN6363
DSCN6366
DSCN6367
previous arrow
next arrow
DSCN6319
DSCN6321
DSCN6324
DSCN6327
DSCN6328
DSCN6334
DSCN6335
DSCN6337
DSCN6338
DSCN6339
DSCN6343
DSCN6344
DSCN6345
DSCN6347
DSCN6352
DSCN6354
DSCN6355
DSCN6356
DSCN6357
DSCN6360
DSCN6361
DSCN6363
DSCN6366
DSCN6367
previous arrow
next arrow